Lo + Nuevo
Tag

Europol

Visitando

Puedes escuchar la noticia dando click aquí 🙂

Polícia de España desarticula red contenidos pirata con 500 mil usuarios y 3M€ beneficios anuales

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con EUROPOL, han desarticulado una red criminal que presuntamente distribuía contenidos audiovisuales de forma ilegal a más de 500.000 usuarios en varios países europeos. Los cuatro arrestados operaban desde Málaga y se valían de varias páginas web para publicitar paquetes de suscripción compuestos por más de 2.600 canales de televisión y 23.000 películas y series; además, contaban con más de 95 revendedores ubicados en España, Reino Unido, Malta, Portugal, Chipre y Grecia.

Desarticulada una red criminal que distribuía contenidos audiovisuales de forma ilegal a más de 500.000 usuarios en varios países europeos

  • Los cuatro arrestados operaban desde Málaga y se valían de varias páginas web para publicitar paquetes de suscripción compuestos por más de 2.600 canales de televisión y 23.000 películas y series; además, contaban con más de 95 revendedores ubicados en España, Reino Unido, Malta, Portugal, Chipre y Grecia
  • Los beneficios obtenidos, que ascendían a unos tres millones de euros anuales, eran blanqueados por la organización adquiriendo bienes muebles e inmuebles en la provincia de Málaga y desviando fondos a través de sociedades españolas a cuentas bancarias ubicadas en paraísos fiscales
  • Durante los registros, los agentes desconectaron 10 paneles de administración -conectados a 32 servidores ubicados en Francia, Países Bajos y España- donde se alojaban los contenidos ilegales de televisión, e intervinieron material informático, 2.800 euros en efectivo y dos vehículos de alta gama valorados en 180.000 euros

Los beneficios obtenidos, que ascendían a unos tres millones de euros anuales, eran blanqueados por la organización adquiriendo bienes muebles e inmuebles en la provincia de Málaga y desviando fondos a través de sociedades españolas a cuentas bancarias ubicadas en paraísos fiscales. Durante los registros, los agentes desconectaron 10 paneles de administración -conectados a 32 servidores ubicados en Francia, Países Bajos y España- donde se alojaban los contenidos ilegales de televisión, e intervinieron material informático, 2.800 euros en efectivo y dos vehículos de alta gama valorados en 180.000 euros.

La investigación se inició en el año 2020 gracias a una denuncia presentada por los responsables de Alliance for Creativity and Entertainment, una coalición de empresas cuya finalidad es combatir la piratería online. Las primeras gestiones policiales permitieron constatar la existencia de una organización que, desde el año 2012, estaría comercializando y distribuyendo de forma masiva y fraudulenta -a través de distintas sociedades- contenidos audiovisuales de diferentes plataformas televisivas de acceso condicionado a pago. Concretamente, ofertaban a sus clientes diferentes paquetes de suscripción compuestos por más de 2.600 canales de televisión y 23.000 películas y series.

Contaban con más de 95 revendedores en diferentes países europeos y blanqueaban beneficios de 3.000.000 de euros anuales

Los investigados se valían de varias páginas web para publicitar la promoción y venta de suscripciones de listados ordenados de canales de televisión y descodificadores que, a través de unas claves y contraseñas, permitían visionar los canales y contenidos pertenecientes a diferentes plataformas de televisión de pago.

Además, la organización contaba con más de 95 revendedores (resellers) ubicados en Reino Unido, Malta, Portugal, Chipre y Grecia. Estos compraban grandes paquetes de suscripciones de forma piramidal a la organización para posteriormente revenderlos en sus países a miles de usuarios.

Por otra parte, los beneficios obtenidos -que ascendían a unos 3.000.000 de euros anuales- los blanqueaban, por un lado, moviendo los fondos procedentes de los pagos de las suscripciones desde sociedades españolas hacia distintas cuentas bancarias a nombre de empresas ubicadas en paraísos fiscales gestionadas por los investigados; y por otro, mediante la compraventa de viviendas y vehículos de lujo o constituyendo nuevas sociedades para amparar la actividad delictiva.

Se han desconectado 10 paneles de administración conectados a 32 servidores ubicados en Francia, Países Bajos y España

Durante los registros, los agentes accedieron a 10 paneles de administración conectados a 32 servidores ubicados en Francia, Países Bajos y España donde se alojaban los contenidos ilegales de televisión a través de los que la organización ofrecía el servicio. Tras proceder a su desconexión se dejó sin servicio tanto a los revendedores como a los usuarios finales.

Asimismo, la investigación ha permitido bloquear ocho cuentas bancarias e intervenir numeroso material informático, documentación, 2.800 euros en efectivo y dos vehículos de alta gama valorados en 180.000 euros. La operación ha finalizado con cuatro detenidos en los municipios malagueños de Benahavís (2), Mijas (una persona detenida y otra investigada) y Benalmádena (1), si bien continúan las gestiones para identificar a más posibles implicados relacionados con la organización en otros países.

Polícia Italiana crea servicio IPTV falso para poder multar a los usuarios

La policía “llevó a cabo la redirección de todas las conexiones nacionales de los proveedores de servicios de Internet” para que los suscriptores se registraran y realizaran el proceso de compra en un servidor controlado por la policía y configurado para registrar su actividad.

En mayo de 2022, la policía italiana afirmó que miles de personas se habían suscrito sin darse cuenta a un servicio pirata de IPTV que estaba siendo monitoreado por las autoridades. Cuando los usuarios intentaban acceder a transmisiones ilegales, un mensaje de advertencia decía que ya habían sido rastreados. Ahora que las multas se reciben por correo, la policía está haciendo algunas afirmaciones extraordinarias sobre cómo fue posible.
 

  • La policía italiana rastreó el tráfico de todos los ISP nacionales para atrapar a los usuarios piratas de IPTV

Así, se pudieron “rastrear en tiempo real” todas las conexiones a los “sitios piratas” intervenidos en la operación policial (más de 500 entre sitios web y canales de Telegram), y cruzar esa información con la derivada de los mecanismos de pago utilizados para pagar las ‘suscripciones’.

La carta no revela, obviamente, todos los pormenores técnicos, pero desde luego sorprende el despliegue de recursos ante una infracción menor: “a primera vista parece más adecuado para los terroristas que para las personas que buscan transmisiones baratas”.

La multa 154 euros (reducibles a 51 si se pagan en menos de dos meses), que ascendería hasta los 1.032 euros (reducibles a 344) “en caso de reincidencia”.

La razón por la que esta clase de operaciones anti-IPTV suelen saldarse sólo con la detención de los responsables del servicio y no de los consumidores del mismo no es tanto de posibilidad técnica como de reputación e imagen: ‘cazar’ a un ‘proveedor pirata’ siempre vende más que multar o meter en el calabozo al abuelito o al primo de alguien.

Pero Gian Luca Berruti, jefe de investigaciones de la Guardia di Finanza, afirma que hacen esto porque “es importante sensibilizar a todos los ciudadanos, especialmente a los jóvenes, sobre este tema y hacerles entender que financiar este negocio significa financiar el crimen organizado”.

Operazione:Dottor Pezzotto

 La operación apuntó a alrededor de 500 recursos piratas de IPTV, incluidos sitios web y canales de Telegram. En ese momento, la policía también informó que más de 310 piezas de infraestructura de IPTV, incluidos servidores primarios y de equilibrio que distribuyen transmisiones ilegales, se desconectaron


La policía también afirmó que un sistema de seguimiento permitió identificar a los usuarios de las transmisiones piratas. La carta sugiere tácticas extraordinarias y potencialmente sin precedentes.
“Los ISP de Italia redirigen el tráfico nacional”

Los detalles técnicos no se hacen públicos, pero se afirma que los usuarios de IPTV fueron rastreados mediante “rastreo de todas las conexiones a sitios pirata (IP) combinados, en tiempo real” y “cruce de información telemática con la derivada de los mecanismos de pago”. usó.”

Fuente (s) :

Un operativo internacional que movilizó a más de una decena de países, en su mayoría europeos, llevó al desmantelamiento de FluBot, uno de los programas maliciosos que más rápido se propagan hasta la fecha en los móviles de Android y que infecta el teléfono a través de SMS falsos para robar contraseñas y datos personales.

  • Se han desconectado a diez mil víctimas de la red FluBot y evitado el envió de más de 6 500 000 mensajes de texto no deseados.

FluBot fue descubierto por primera vez en diciembre de 2020, ganando fuerza en 2021, y que se ha estado propagando de forma agresiva a través de SMS, robando contraseñas, datos bancarios en línea, y otra información confidencial de los teléfonos inteligentes (smartphones) infectados con el programa.

Las víctimas que usaban teléfonos con un sistema operativo Android de Google recibían un SMS que pedía a los usuarios pinchar en un enlace e instalar una aplicación para monitorear la entrega de un paquete o escuchar falsos mensajes de voz, explicó un portavoz de la AFP a Europol.

El malware se instalaba a través de mensajes SMS falsos. Estos pedían a los usuarios instalar una aplicación o escuchar un mensaje de voz falso. Una vez instalada la app, que en realidad era Flubot, se solicitaban permisos de accesibilidad. En caso de obtenerlos, los ciberdelincuentes podían acceder a todo tipo de información ya que es como si estuvieran viendo la pantalla del móvil a distancia y recibiendo todas las pulsaciones que hiciéramos. 

FluBot en España

En España este malware tuvo su apogeo de infecciones durante el mes de marzo de 2021. Una estafa con la que se estimó que había capturado más de 11 millones de números de teléfono, solo en España. Esto es, un 25% de la población española

Los investigadores de PRODAFT dijeron anteriormente que el acceso a los contactos de un usuario permitió al grupo recopilar más de 11 millones de números de teléfono en España, lo que representa alrededor del 25% de la población. Si no se tomaba ninguna medida, teorizaron que el grupo detrás de FluBot podría recopilar todos los números de teléfono en España en 6 meses.

Este malware comprometió “una gran cantidad de dispositivos” en todo el mundo, incluidos incidentes significativos en España y Finlandia, debido, entre otras cosas, a su capacidad para acceder a los contactos de un teléfono inteligente infectado, según Europol.

La infraestructura ha sido desmantelada a principios de mayo por la policía neerlandesa, lo que dejó inactivado este programa que se instala a través de un mensaje de texto que pedía a los usuarios que hicieran clic en un enlace e instalaran una aplicación para rastrear la entrega de un paquete o escuchar un mensaje de voz falso.

Una vez instalada la aplicación en cuestión, solicitaría permisos de accesibilidad y los piratas informáticos usarían este acceso para robar credenciales de aplicaciones bancarias o detalles de cuentas de criptomonedas y deshabilitar los mecanismos de seguridad integrados.

Entre los consejos de Europol para detectar si una aplicación puede tratarse de un programa malicioso, incluye tocar una aplicación para asegurarse de que se abre como tal, o intentar desinstalarla para asegurarse de que no aparece un “mensaje de error”.

“Si cree que una aplicación puede ser un programa malicioso, restablezca el teléfono a la configuración de fábrica”, indican.

Los países implicados en la investigación fueron Australia, Bélgica, Finlandia, Hungría, Irlanda, Rumanía, España, Suecia, Suiza y los Países Bajos, así como el servicio secreto de Estados Unidos, coordinados por el Centro de Ciberdelincuencia de Europol.

La investigación continúa, ya que está pendiente de analizar quienes estaban detrás y quién se ha beneficiado de una campaña de malware a nivel global, aunque varios miembros de la banda de Flubot fueron arrestados en Barcelona el pasado marzo. 

Fuente (s) :