Lo + Nuevo
Category

Stablecoins

Category

La cámara alta del parlamento japonés acaba de aprobar una ley histórica que aclara el estatus legal de las stablecoins, definiéndolas esencialmente como dinero digital, según un informe de Bloomberg del viernes.

El proyecto de ley, preparado inicialmente por la Agencia de Servicios Financieros (FSA) de Japón, se anunció por primera vez en diciembre de 2021 y pasó por el Parlamento en marzo antes de ser aprobado por mayoría durante el pleno de la Cámara de Consejeros de hoy.

Las stablecoins son un tipo de criptomoneda cuyo valor suele estar vinculado a una moneda fiduciaria como el dólar estadounidense, el euro o la libra esterlina, o a materias primas como el oro. Están diseñadas para estabilizar el precio de criptomonedas que, de otro modo, serían volátiles, como Bitcoin, y también pueden utilizarse como almacenes de valor o unidades de cuenta.

Según la nueva legislación, que entrará en vigor en 2023, las stablecoins deben estar vinculadas al yen o a otra moneda de curso legal y garantizar a sus titulares el derecho a canjearlas por su valor nominal.

El proyecto de ley también dice que las stablecoins sólo pueden ser emitidas por bancos autorizados, agentes de transferencia de dinero registrados y empresas fiduciarias, y la FSA informa de que la normativa que regula los emisores de stablecoins se introducirá en los próximos meses.

Antes de la votación de hoy, Mitsubishi UFJ Trust and Banking Corp. ha presentado sus planes para emitir su propia stablecoin, llamada Progmat Coin. El banco con sede en Tokio dijo que su stablecoin estará totalmente respaldada por las reservas de yenes custodiadas en una cuenta fiduciaria.

La nueva ley, sin embargo, no aborda las stablecoins respaldadas por activos existentes emitidas por empresas extranjeras como Tether, o sus homólogas algorítmicas.

Las stablecoins en la mira de la regulación

Las stablecoins fueron objeto de un mayor escrutinio en las últimas semanas tras la implosión de la stablecoin algorítmica UST de Terra y de su token hermano LUNA, después de que UST—la stablecoin más grande descentralizada del sector—se desvinculara de su pretendida vinculación 1 a 1 con el dólar, despojando a los inversionistas de miles de millones de dólares.

El colapso de Terra también envió ondas de choque a través de los mercados globales de criptomonedas y aumentó las preocupaciones regulatorias, con la Secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, señalando a UST como un ejemplo de “riesgos rápidamente crecientes.”

Posteriormente aclaró que las criptomonedas, en general, no suponen ningún riesgo sistémico para el sistema financiero.

La Comisionada de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC), Hester Peirce, fue otra de las reguladoras de alto rango que se sumó al debate, declarando que quiere ver reglas regulatorias claras sobre el uso de criptomonedas y stablecoins.

Peirce también sugirió que los acontecimientos del mes pasado en torno a Terra “probablemente animarán” al Congreso a intervenir y “trabajar más rápidamente en ello”.

Mientras tanto, el Banco de Inglaterra propuso a principios de esta semana que debería tener la capacidad de intervenir para supervisar a los emisores de stablecoin en caso de que decida que “su funcionamiento puede amenazar la estabilidad del sistema financiero del Reino Unido o tener consecuencias significativas para las empresas u otros intereses”.

Fuente (s) :